A estas alturas nadie debería tener la mínima duda sobre la imprescindible presencia de cualquier empresa en Internet, aunque esa empresa tenga como forma social la de una sociedad cooperativa y la comercialización de sus productos este garantizada por sus actuales clientes o por la cooperativa de segundo grado a la que pertenece, es decir no considere necesario usar la web como una herramienta comercial.

Sin embargo cuando nos ponemos delante de la pantalla del ordenador y comenzamos a navegar nos encontramos con la realidad de que todavía son muchas las cooperativas agraroalimentarias de nuestro país que no disponen de web, y que la mayoría de las existentes dan una imagen poco adecuada de la entidad y no aprovechan todas las posibilidades que esta plataforma de comunicación puede ofrecerles.
A continuación voy a enumerar alguna de las muchas razones por las que considero que una cooperativa debería disponer de su propia web:

[box title=”Mejor en primera persona.” color=”#00f”]

Hoy en día la presencia en Internet de cualquier empresa está garantizada, haga la prueba, ponga el nombre de su empresa en Google y verá todas las páginas en las que aparece, puede que hasta se entere de algo que desconocía:

Directorios de empresas, servicios de informes comerciales, buscadores de empleo, boletines oficiales (BOE, BORME, autonómicos, provinciales, …), webs municipales, … y todo un abanico de sitios donde aparece información más o menos exacta de su cooperativa, a los que hay que añadir todos aquellos comentarios y opiniones que sobre la misma se vierten en diferentes blogs, foros y por supuesto las tan ampliamente difundidas redes sociales (facebook, twitter, tuenti, …), y que puede estar seguro se verán incrementados en los próximos años.

Dado que su presencia en la red es inevitable, lo más oportuno es facilitar a los interesados el acceso a la información que buscan desde su propia web, en la que pueda decidir el contenido e imagen que desea ofrecer a sus visitantes y evitar su navegación por una amplia diversidad de sitios en los que posiblemente no encontrarán lo que estaban buscando y quizás se tropiecen con algo poco atractivo. [/box]

[box title=”El mejor directorio de empresas.” color=”#00f”]

Sin lugar de dudas Google se ha convertido en el mejor directorio de empresas, las populares páginas amarillas han pasado a la historia y, aunque tratan de perpetuarse con diferentes formatos, tienen sus días contados.

Cualquiera que busca información de una empresa, producto y/o servicio realiza su consulta a través de un buscador, en nuestro país la casi totalidad a través de Google.

“En el primer semestre de 2011:  Google – 96,03%, Bing – 2,85%, Yahoo – 0.75%”

Por lo tanto la mejor forma de facilitar la localización de su cooperativa a posibles clientes, proveedores, instituciones e interesados en general, es disponer de su propia web, con un nombre representativo de la entidad y un adecuado posicionamiento de acuerdo a los criterios por los que desee que sea fácilmente localizable.[/box]

[box title=”Facilita su localización física.” color=”#00f”]

Quizás pueda parecer una trivialidad, pero no siempre es sencillo localizar las instalaciones de una cooperativa dentro de la localidad en la que se encuentra y en ocasiones algunos nos hemos encontrado en dificultades al internarnos por las intrincadas calles / caminos de algunas poblaciones.

Hoy la mayoría cuando planifica un desplazamiento hace uso de una herramienta tan maravillosa como Google Maps, permitiéndole estimar la ruta más adecuada, el tiempo requerido y el acceso detallado al punto de destino.

La web de su cooperativa es, sin lugar a dudas, el lugar más adecuado para incluir un enlace a Google Maps con su ubicación e instrucciones adicionales de localización, como pueden ser las propias coordinadas geográficas para su introducción directa en el GPS o recomendaciones sobre el mejor camino a seguir.[/box]

[box title=”Refuerza su identidad cooperativa.” color=”#00f”]

La identidad corporativa de una empresa,  como suma de su historia y sus estrategias, debe ser compartida por todos sus componentes. En el caso de una cooperativa esto es especialmente complejo debida a su amplia masa social, sustancialmente heterogénea en algunos casos.

Un adecuado diseño web, la incorporación de un blog de noticias con una frecuente actualización de contenidos y una acertada política de comunicación, pueden ser elementos determinantes para construir gradualmente esa identidad, ayudando a crear una cultura común, unas expectativas de futuro y colaborando a aglutinar a sus socios frente a los retos que deberá afrontar en los próximos años. Una identidad que a su vez emanará hacia su entorno más próximo, sus clientes, proveedores e instituciones, contribuyendo a crear su imagen corporativa, la imagen que la sociedad tiene de su cooperativa, y favoreciendo su desarrollo.[/box]

Razones que, junto con otras que publicaremos en próximas fechas, espero ayuden a los todavía indecisos a tomar la decisión de incorporar su cooperativa a Internet sin más dilación.